Vamos conduciendo y nos damos cuenta de que la luna de nuestro coche tiene una grieta. ¿¡De dónde ha salido!? ¿Cómo ha ocurrido? Y como locos buscamos un taller donde hagan sustitución de lunas en Granada. Tener las lunas del coche en buenas condiciones te evita correr riesgos en la carretera y es mejor llevarlo al taller antes de que vaya a más.

La primera teoría que explicaba por qué un parabrisas se rompía se publicó en 1921, Alan Arnold Griffith decretó que cuanto más pequeño es el impacto, más fuerza será necesaria para aumentar su tamaño. Y cuanto mayor sea el daño, más disminuye la resistencia del parabrisas.
Si vas conduciendo y una pequeña piedra te daña el cristal, buscar algún lugar donde hagan sustitución de lunas en Granada es la opción más rápida. Actualmente, los métodos que se hacen son muy rápidos.

Si esa pequeña muesca va a más y se vuelve grande y considerable, se debe cambiar la luna cuanto antes para evitar riesgos. Cualquier piedra pequeña que esté suelta por el camino o las vibraciones de una carretera mal asfaltada pueden dañar el parabrisas. Sigue estos consejos: evita dar volantazos, baja la velocidad hasta que puedas pararte en un lugar seguro, señaliza el lugar donde estás parado con señales triangulares y luces como cuando hay una avería. Finalmente, llama a la grúa. Si es un viaje largo y te quedas sin luna, no conduzcas así, puedes ponerte en riesgo a ti y a los demás. Llévalo si tienes cerca a un taller de sustitución o llama a la grúa.

Esperamos que con esto seas consciente de la importancia del cuidado que requiere la luna ante posibles golpes. En nuestra web Glass Granada - Cristalería del Automóvil podemos ayudarte en la sustitución de estas y con otros tipos de servicios. Ponte en contacto con nosotros si necesitas más información, nosotros te asesoraremos.