La sustitución de lunas en Granada es nuestra especialidad, y los clientes saben que pueden acudir a nosotros para cualquier consulta relacionada con la cristalería del automóvil.

En muchas ocasiones les preocupa qué hacer si el parabrisas sufre un daño grave mientras están conduciendo. ¿Cómo reaccionar para no provocar un accidente? ¿Algo de lo que hagamos puede evitar que el parabrisas se venza del todo tras un golpe fuerte, por ejemplo?

Una cuestión importante es que los parabrisas actuales están preparados, como seguramente sabes, para romperse de un modo especial, controlado, en trozos pequeños, para que en caso de cortes estos sean más leves. La contrapartida es que esto hace que, al producirse un golpe, el parabrisas se vuelve opaco, haciendo muy difícil la conducción.

Lo primero que te recomendamos desde nuestro taller de sustitución de lunas en Granada, como en casi todos los casos de imprevistos al volante, es evitar frenar en seco, lo que podría empeorar la situación provocando un choque con vehículos detrás, y sorprender a todos los que circulen alrededor.

Tienes que intentar mantener el volante con firmeza y seguir, si puedes, el trazado de la vía. Si no hay visibilidad, con una mano puedes romper un trozo de parabrisas del todo, para poder ver por el hueco. Inmediatamente después debes buscar un sitio seguro para parar y señalizar el problema.

Después, si estás en nuestra zona te animamos a traerlo a Glass Granada – Cristalería del Automóvil. Sustituiremos el parabrisas o, si lo necesitas, tintaremos tus lunas o repararemos impactos.