Mantener el vehículo y todos sus elementos en perfecto estado es fundamental para la prevención de posibles accidentes. Hay talleres especializados en la sustitución de lunas en Granada que pueden arreglarla en poco tiempo.

En caso de accidente vial, el estado de la luna es primordial. Una luna en mal estado puede aumentar el riesgo de heridas. Por lo que tiene un papel indispensable en nuestro coche. Si sufres este contratiempo, la sustitución de lunas en Granada no será un problema.

La luna tiene más funciones además de evitar que entren objetos de la carretera en el interior del vehículo. Evita la deformación del coche en caso de colisión, se ha demostrado que en caso de vuelco pueden llegar a evitar el aplastamiento debido a su resistencia. Por otro lado, el buen estado de la luna es fundamental para el correcto funcionamiento del airbag, ya que su mala instalación o posibles desperfectos podrían reducir la efectividad del airbag en un posible accidente.

El estado de las carreteras es un factor clave para la luna. Circular por asfalto en mal estado puede provocar daños debido a la gravilla que se levanta, pudiendo reducir su efectividad en un alto porcentaje. Otro aspecto de gran importancia para la seguridad, aunque sea evidente, es la limpieza del parabrisas. De esta manera, además de ver a la perfección la carretera, nos será más fácil descubrir posibles roturas o grietas.

Si te preguntas cuándo debemos sustituir la luna de nuestro coche, dependerá del nivel de los daños. En caso de un daño leve, puede repararse de manera sencilla. Si los impactos son mayores o hay varios, se recomienda que cambiemos la luna de nuestro vehículo por una completamente nueva. En Glass Granada - Cristalería del Automóvil sabemos que el estado de nuestro coche es importante y lo reparamos lo más rápido posible.